BIOGRAFÍA

Fermín Gutiérrez

Originario de Chihuahua, Fermín Gutiérrez ha consolidado un estilo propio que se caracteriza por el onirismo, la conjunción de coloridos zigzagueantes y atrevidos, y una visual del desierto del norte mexicano, Fermín ha recorrido diversas latitudes temáticas, basado en un figurativismo que en ocasiones recuerda a los pintores de la escuela oaxaqueña, pero que evidencia una sólida formación que incluye fuentes tales como la tradición popular mexicana y el arte islámico. Los modos anímicos de su pintura, a veces contradictorios, giran en torno a la búsqueda de nuestros frecuentemente indescifrables mundos secretos.

Pintura que conscientemente se ubica en una era posterior a las vanguardias y a los “ismos” que por tanto tiempo obsesionaron a los artistas, el trabajo de Fermín Gutiérrez, puede ser interpretado como un ejercicio de exploración de las realidades del sueño y la imaginación. No hay localismo, ni historia, ni mensaje de salvación o de condena en los cuadros a veces subterráneos y a veces caleidoscópicos de este artista, porque en ellos todo sucede en espacios y en tiempos que no son los de este mundo.

Formado académicamente en la arquitectura y el diseño, Fermín logra conjugar diversas virtudes en su pintura que lo colocan como uno de los más brillantes pintores de su generación.